Consejos para estirar zapatos apretados

Advertisement

  • Consejos para estirar zapatos apretados



    Aprende a hacer los zapatos demasiado apretados suficientemente cómodo para una noche en la ciudad. Crédito de la imagen Jason Merritt / Getty Images Entertainment / Getty Images
  • Nos ha pasado a todos. Intenta en un par de zapatos fabulosos en la tienda y se siente un poco apretado, pero usted calcula que van a estirar rápidamente una vez que lleguen a casa y los usan. Pero no lo hacen. Un par demasiado apretado de zapatos puede ser incómodo, así como un peligro para los pies. Si usted no puede traerse para devolver los zapatos, encontrar maneras de hacerlos más cómodos - ya sea en casa o con la ayuda de un profesional.

    Quiebre en

    A menudo, un par de zapatos se sentirá apretado hasta que han sido rotas en. Rompiendo en, sin embargo, puede tomar un tiempo si no te pones los zapatos muy a menudo. Para acelerar el proceso, usar sus zapatos demasiado apretados alrededor de la casa siempre que sea posible. Cuanto más usted los usa, más rápido que el material se afloja y extiende - y dar a sus pies más espacio.


    Contratar a un profesional

    Si usted está preocupado acerca de arruinar un buen par de zapatos, o si sus intentos en casa para estirar un par no funcionan, traer sus zapatos a un profesional. Un zapatero experto cuenta con las herramientas y los conocimientos técnicos para estirar correctamente los zapatos y hacerlos más cómodos de usar.


    Calentarlos

    Utilice su secador de pelo para estirar zapatos demasiado apretados en un instante. Póngase un par de calcetines gruesos - o varios pares de calcetines regulares - y exprimir sus pies en sus zapatos. Encienda un secador de pelo y correr el aire caliente sobre sus zapatos durante varios minutos. Mientras que el secador está encendido, mover los pies por el interior de sus zapatos para estirar el material. Una vez que haya terminado con el secador de pelo, dejar los zapatos y los calcetines hasta que sus zapatos se hayan enfriado completamente. Quítese los calcetines y probar los zapatos sin calcetines para ver si se sienten cómodos. Repita el proceso según sea necesario.

  • Etiquetas: