Cómo comunicarse con su oncólogo

por Sheryl Kraft Tengo la suerte de tener un oncólogo maravilloso. Es cálido, compasivo y accesible. Me saluda durante mis visitas ahora-anuales con un gran abrazo y un beso. Él sostiene mi mano y me mira a los ojos cuando estoy hablando. Aunque su s